Difícil pregunta…

¿Y tú qué quieres ser de mayor?

Era una pregunta habitual. La escuchaba y se deslizaba por mi cabeza. Yo de pequeña quería ser actriz. Subirme a un escenario y representar esas obras teatrales que tanto me fascinaban. También deseaba tener una papelería, porque me gustaba oler los lápices y las temperas. Y otros días respondía que quería ser arquitecta porque me quedaba embelesada ante los edificios más originales y solía elaborar las maquetas y los esquemas de las casas de mis muñecas de cartulina (tenía muchísimos juguetes más sofisticados pero ninguno comparable a unos muñecos que mi madres me hacía en cartulina a mi gusto). Otras veces me sentía bailarina. O cantante. O pintora.

Pero había una actividad concreta con la que siempre disfrutaba. Escribir. Cuando no sabía aún redactar mi madre me ayudaba, yo inventaba las historias, ella las escribía y yo completaba con dibujos. Luego fui yo quién tomé las riendas de las letras, y montaba pequeños cuentos o historias.

Escribir me suponía y me supone a día de hoy un instrumento, un punto de evasión que me permitía volar, huir de la realidad y embarcarme en un mundo ficticio paralelo donde todo puede producirse de repente, donde cualquier cosa puede realizarse y esfumarse al segundo siguiente. Un espacio irreal, mágico, emocional en el que maquillo las situaciones, las desnudo, las amplío, las modifico, las muestro…

Y ahora si sé lo que quiero ser.

De mayor quiero ser escritora.

Anuncios

3 comentarios en “Difícil pregunta…

    • Muchas gracias Candela!!! Y prometo enterarme de cómo cambiar el color de la letra del blog, para hacerlo más accesible visualmente, no lo he hecho porque no suelo tener tiempo y no tengo aún idea.

      Un saludo!

  1. Supongo que el ser escritor no es una de las primeras opciones en las que piensa un niño, como bien, dices a priori siempre nos fijamos en cosas llamativas (pintora, bailarina…) o en otras con gran vinculación afectiva. Yo de pequeña quería ser médico para curar la enfermedad crónica que tiene mi madre… Más tarde descubrí que no era lo mío, que lo realmente me gustaba era ¡escribir! pero ¿quién hace caso a una quinceañera que dice querer ser escritora? Pues en mi casa nadie y la adolescente con aspiraciones literatas acaba abrazando justamente la disciplina contraria.
    He estado leyendo algunas entradas. Me gusta los temas que tratas en tu blog! pero si tuvieras un “archivo” en la barra lateral, sería más cómodo mirar entradas antiguas cronológicamente. Me pasaré más veces.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s