A las que me leen…Una consulta importante

Queridas lectoras, necesito deciros, necesito estallar, necesito hablaros de algo. Llevo un par de días pensando que me apetece consultaros un problema. Si, así como leéis, a vosotras.

Y es que a veces (no sé si os habrá ocurrido) contar algo muy relevante  a desconocidos/as ayuda, o al menos me apetece más en un día como hoy. Tampoco os puedo considerar desconocidas, pero opino que podéis ayudarme un poquito.

Una serie de acontecimientos y experiencias me han llevado a sentirme francamente mal. El caso es que llevo tanto tiempo encontrándome triste que ha llegado un punto en el que estoy preocupada por mí misma. Y mucho.

¿Cómo era yo antes de esta etapa? Solía ser muy apasionada, optimista, todo el mundo me relataba sus problemas porque según decían, tenía yo el don de simplificar, calmar y acompañar sin dramatismo en los peores momentos. Solía ser muy afectiva, risueña (siempre riendo), dulce, apacible. Casi nada podía molestarme. Era una persona independiente pero al tiempo sabía comprender a todo el mundo, ponerme en su lugar… Me despertaba con ganas de cambiar el mundo, dedicada mis horas al placer de escribir, viajar, pasear, soñar, leer, ir al cine, nadar, disfrutar con los míos etc. He sido siempre, una mujer inquieta, que se exigía a si misma ser justa y mejor cada día, pero sin lamentaciones. Podía derrumbarme una tarde ante una discusión o problema, y estar al cabo de un par de horas saltando de alegría. Tenía la capacidad de regenerarme, reconstruirme, mirar hacia delante, nada podía conmigo.

Y tenía tantos sueños… Creía en tantas cosas…

¿Cómo estoy actualmente? triste. Abatida. Cansada. Desencantada. Asustada. Ahora duermo mal. Me levanto triste. A veces me visto y de camino al trabajo se me saltan las lágrimas sin poder frenarlas, aunque no me suceda nada concreto en ese instante. Intento dormir la siesta: no lo consigo. Intento relajarme de noche: no puedo. Intento caminar cada tarde o hacer footing (antes nadaba pero ahora los gimnasios con piscina están muy lejos de donde vivo) pero nada me sosiega. A veces me despierto con un fuerte ataque de ansiedad, detecto la ansiedad porque de repente (no importa cuándo, en mi cama, en el trabajo, en el metro, en el supermercado, en una cafetería…) percibo que mi corazón se acelera pesadamente y me duele el pecho, siento como un temor a no sé qué, mi respiración se agita y me encuentro débil, mal, muy triste. El caso es que esa ansiedad va y viene, pero se mantiene en estos meses, no soy capaz de alejarla de mí. ¿Qué me sucede? entre otras cosas, me pasa que NO SOPORTO mi trabajo, tras aprobar las oposiciones y trabajar como interina durante algo más de un año, he caído en la cuenta de que NO me llena nada ser profesora, de que me deprime y aburre la labor y las compañeras, de que me siento frágil en un entorno tan pelma, conservador, repetitivo, opaco. Siempre me agradaron los niños/as pequeños, pero niños de mi entorno cercano (familiares, hijos/as de amigos/as de mis padres o de amigos/As míos), pero llevar una clase de 27 niños/as que gritan, se insultan entre ellos, exigen consentidos, estornudan, molestan, lloran, patalean…me roba por completo el 100% de mis energías y ME ABURRE. Y ha llegado a tal estado mi desánimo que el solo hecho de hablar de mi profesión me irrumpe en la garganta, me da ganas de llorar.

En serio, he llegado a detestar todo lo que rodea el mundo de magisterio (ya lo avisé cuando estudié la carrera, dije: a mi esto no me va a gustar porque no encajo en el perfil de maestra marujilla cuyo mundo gira entorno a las tonterías que se les antojan a los niños/as españoles/as consentidos, es que no encajo para nada en ese mundo), no aguanto diez minutos hablando con compañeras, nada tienen que ver conmigo, ni a los padres/madres con sus estupideces constantes que caen como minúsculas gotas sobre mí cada mañana.

Algunas personas me han dicho: pues haz otra cosa. Y yo respondo: Si, pero el problema es que mientras ESTUDIO otra cosa completamente distinta (siempre deseé ser escritora, traductora…mil cosas..) a qué me dedico??? con qué me costeo el piso y la vida?? Y la gente me responde: Pues sigue siendo maestras estos años hasta que seas otra cosa. Y… chicas/os… no puedo. Es que me está destrozando, no sabría explicar cómo pero desde que me dedico a esto solo me apetece llorar, llego agotada sin ganas ni energías de estudiar ni hacer otra cosa por las tardes más que descansar. Y estoy deprimidilla a causa de todo esto.

Es curioso, mi familia tiene buenísimas posibilidades económicas, pero desde que tengo 18 años (ahora tengo 26) me han costeado estudios, piso, cursos, viajes… Y ahora no sé cómo hablarles de lo que me pasa. Mi madre (aunque es muy buena persona) no me tranquiliza, ella siempre me ha exigido ser perfecta, de hecho era una niña perfecta, me convertí en una adolescente perfecta: buenísimas notas, bonita, dulce… Y cuando le digo que me encuentro muy mal con el trabajo solo sabe decirme: “Hay gente peor, los que no consiguen trabajo”. Y cuando le digo: “Mamá es que a mi solo me llenaría un trabajo vinculado al mundo de la literatura, el arte, las editoriales, los idiomas…” . Ella responde: “Pues tómalo como hobbies, y conformate con tu trabajo”. Y su falta de apoyo me hace daño. Prefiero que me diga que me ayudará con el piso (ellos pueden) mientras busco otro trabajo menos estresante antes de que me compre tantas cosas caras o me regale viajes. Necesito apoyo, ayuda moral, cariño, comprensión, necesito un :”HIJA, se acabó el que sufras allí”. Y no lo tengo. No ahora, cuando más lo necesito.

No culpo, ni señalo a nadie. Opino que mi familia es muy buena, pero mi madre es por naturaleza conformista y trata de hacernos a los demás así. Y yo, nada más pensar en el desgaste emocional que sobrellevo y en mi falta de ilusión y de ganas por entrar en el aula cada día, me hundo. Esta situación me afecta en todos los niveles, afecta la relación con mi pareja, afecta mi autoestima, afecta mi pasión por las cosas, afecta en mi salud, afecta en mi peso (cada vez más delgada).

Lo he intentado todo, que conste. Conformarme. Adaptarme. Tener actividades agradables por las tardes…Pero nada.

Así qué…¿ dónde se fueron mis sueños? ¿quién me los devuelve?

Vosotras…¿qué consejo me ofrecéis? antes de nada, muchas gracias…

Anuncios

9 comentarios en “A las que me leen…Una consulta importante

  1. Hola, es la primera vez que te leo pero tu consulta me ha llamado bastante la atención. Este estado de “abulia” que describes ha estado presente algunas veces en mi vida, de hecho estoy saliendo de la última.
    Mi circulo social está lleno de maestr@s y profesor@s, y aunque nunca he sentido la llamada de la educación, reconozco el esfuerzo de aprobar unas opos y trabajar con criaturitas de dios. No imagino soportar mi vida desarrollando cada día un trabajo que no me gustara, por eso creo que debes pensar bien si esta es tu situación.
    Creo que en realidad no es tu caso, que tu problema no pasa por el conformismo o la adaptación, sino más bien un cambio de chip!!!

    Se te acabaron los sueños. Pues tienes que empezar a crearlos. Llegar a la clase y tratar de entender a tus alumnos con sus mentes irracionales y a medio formar, es evidentemente imposible. Tu reto y tu solución consistien en todo lo contrario. Debes lanzarte a despertar su interés y que sean ellos los que estén deseando entrar en tu juego.
    Utilizar estrategias para llamar su atención y hacer atractiva cualquier actividad (trucos, juegos, cuentos, historias, negociar con ellos, pactos, hábitos diferentes a lo que han vivido hasta ahora). La educación es estimulación. Puedes equivocarte, tus compañeros podrán cuestionar tus métodos, pero procura que cuando te hayas ido, te recuerden. No ser una maestra más.

    No existen libros de pedagogía sobre eso y, aunque me encantaría recomendarte alguno, no te hacen falta. Todo lo que debes intentar es tirar de ingenio para transmitirles lo que les quieras contar. Y no me refiero sólo a los contenidos, me refiero también a los valores. Esos son algo sobre lo que, estoy segura, tu puedes enseñarles bastante. Moldear sus mentes es un privilegio que ayudará a cambiar la sociedad del mañana desde la base. No te parece un bonito sueño???

    Por tu familia no te preocupes. Tu decisión la entenderán. Te han comprendido siempre, no? Eso no tiene porque cambiar. Sólo espera a saber cual es realmente tu decisón.

    Ánimo y fuerza. Si llegas a conseguir esto (sé que es difícil) podrás plantearte dejar el trabajo, pero no creo que ahora sea el momento.

    Recuerda que hoy llueve, pero pasado mañana saldrá el sol. Los cielos no están cubiertos eternamente.

  2. pues hija, tal como yo lo veo desde fuera, que se ven las cosas fenomenal, lo tienes requetchupao. Lo primero es terminar este curso y dejar ese trabajo que te está matando (si ya lo sabías ¿pa que te metiste?) Lo segundo dices que tu famiia tiene buenísimas posibilidades económicas, que te han ayudado mucho, bueno pues que te ayuden un año o dos más, no va a pasar nada. Si fueras hombre estarías en casa hasta los 38 chupando del bote y un tío es más caro que tu, seguro.

    si tu familia no se aviniera a eso, porque te dijeran que ya te han ayudado demaiado pídeles una “beca familiar”: la que no te daría el banco, que te la den ellos y les firmas que en un par de años, cuando hayas pegado el viarje a tu vida se lo devuelves, en cómodos plazos.

    si tampoco quisieran eso, te quedas en el currro un par de años, o unos meses más: lo justo para terminar de derrumbarte, que los síntomas sean evidentes porque hayas somatizado y te pides una baja laboral, que te va a dar mucho cargo de conciencia y una energía iusitada para cambiar el rumbo de tu vida…

    (como tienes 26 años no sabes quien soy)
    (soy elena francis)
    (ahora vas y lo gugeleas)

  3. Mujer, la cosa no pinta tan mal. Te ha tragado la ballena pero todavia puedes hacerle kili-kili en la campanilla para que te escupa. Vamos, que puedes cambiar los 26 pequeños monstruos cuellicortos, por una escuela rural unitaria con 3 o 4 churumbeles o por una escuela de adultos y probar.

    O manifestar extraños e inquietantes comportamientos al alcance de cualquiera (ya sabes, lo típico, risas sardonicas a destiempo, ponerte debajo de el canalón mas visible de tu escuela mientras el chorro de agua te cae en la cabeza, dar sustos a traición a los niños y demás profesores, preferentemente con una media por la cabeza, etc), hasta que sean tus jefes los que te propongan un cambio o una relajante baja, y además escribes sobre ello y matas dos pajaros de un tiro.

    En fin que cosas se pueden hacer. Solo hay que salirse un poco de la corriente.

    Animo, saludos y perdón por las chorradas (pedir consejo a desconocidos es lo que tiene)

  4. Hola Hadita,
    yo consejo ni opinión te daré porque me encuentro en la misma situación, EXACTA, pero sin embargo mi ocupación es la Informática y llevo 9 años en ella, que se dice pronto.

    Es todo un sin sentido, no hay humanidad y también siento que no encajo con nadie, en este mucho de apariencias y fachadas. Ayer incluso me dio por buscar curro de otra cosa… pero… 1) sería muy dificil que me cogieran, 2) no podría mantener la casa con ese salario y más cuando mi pareja que está aquí con una excedencia de un año probando suerte, tampoco la está teniendo y se volverá a su ciudad de origen (a 600 km) porque yo no puedo asumir el alquiler y su hipoteca.

    Mis padres… están casi a base de pan porque tampoco hay trabajo (construcción).

    En otra opción está dejarlo todo y marcharme y empezar de cero en esa ciudad, pero es un pueblo, homofobizado… y no te quiero contar.

    Así que soluciones no te ofrezco mucha, pero solidaridad toda la que quieras.

    Si no tienes cargas… y tus padres te pueden ayudar… igual puedes hacer un ciclo formativo de grado superior en gestión documental o algo así… Serían dos años de stand by.

    Yo me estoy planteando otros estudios, pero tendría que rechazar mi posición actual que aun así no me llega y en Madrid mantener dos personas y dos casas con un sueldo menor se hace complicado, y toda opción se desvanece….

    Ánimos!

  5. La situación que planteas la he vivido, o una muy parecida. Te puedo decir lo que yo hice, que fue tirarme al monte, vamos que me dejé el trabajo y a solucionar problemas según fueran llegando, todo antes de convertirme en una tía deprimida o deprimente, según se mire. Tuve el apoyo de mi pareja que un día me dijo que o me dejaba el trabajo yo o iba ella a dejarmelo. Hablo de un trabajo estable con un sueldo más que decente.
    Lo que se ve claro desde aquí, es que tienes que buscar una solución y sé que en tu situación es muy dificil pensar con claridad, así sin muchas vueltas se me ocurre que puedes dar un cambio e intentar enfocar la docencia a personas adultas o incluso formación de profesorado o algo que te permita respirar un poco y dedicar tiempo a preparar otra cosa.
    Ánimo

  6. Muchísimas gracias por las propuestas y por los ánimos. Sé que debo cambiar. Sé que no voy a dedicarme a los niños y las niñas. Lo sé, porque hay cosas que se saben sin más. Yo no encajo en un mundo (magisterio) tan repetitivo, conservador, aburrido. Y por otra parte tampoco me emocionan los niños/as, son cariñosos y tienen sus cosas positivas PERO no quiero dedicarme a ese sector de la sociedad.
    Así que me quedo con vuestros ánimos, vuestros consejillos e intentaré recomponerme, tomar fuerza de donde sea y cambiar.
    Mil gracias y mil besos a todas 🙂

  7. Creo que has perdido tus sueños, pero que los podrás recuperar, la enseñanza no tiene por qué ser repetitiva, de marujas, aburrida e insufrible, cada profe tenemos mucha cancha para formarnos y hacer de nuestra clase algo diferente que enseñe a nuestro alumnado que otro mundo es posible y que hay muchas realidades en el mundo a las que hacer caso y no ser una persona consentida. Recupera tus ganas de soñar y piensa que tienes una profesión que depende de cómo la quieras hacer tú. La culpa de que la aborrezcas puede ser que esté en que no la cambias para hacerla a tu gusto ¿no?

  8. ¡Hola guapa!

    Lo primero que quiero decirte es que si por algo empecé a leerte, o mejor, si por algo seguí enganchada a tu(s) blog(s) fue por el optimismo que irradiabas. Leerte me daba fuerzas para todo: para luchar por mi pareja, para volver a ser vegetariana, para mirar el mundo con ojos más amables… Siendo así, me apena mucho que te encuentres en esta situación, aunque estoy segura de que, poco a poco, te irás encontrando mejor.

    La verdad es que yo adoro esta profesión, a pesar de que tiene miles de inconvenientes, que es muy dura, que nos encontramos muy perdidos porque nuestra formación es penosa, que la gente que nos rodea no siempre es de lo mejor (mi bestia negra son los padres), etc. Porque la conozco y sé que puede llegar a ser terrible, no se la recomendaría a nadie que no sintiese la llamada de la vocación… o del conformismo.

    Como ese no es tu caso, te animo a que tomes un camino mejor, si realmente estás segura de ello. Más arriba te han dado consejos estupendos. Voto porque trates de que tu familia te entienda, y a las malas… suena triste, pero siempre queda la baja laboral. Poco le faltan a tus síntomas para ser o convertirse en una depresión.

    De todas formas, no me quedo tranquila si no te digo que el primer año de trabajo es un infierno hasta para el más vocacional de los profesores. Yo lo pasé fatal, me planteé de todo, me cuestioné incluso que aquella fuera mi profesión… Pero seguí adelante y descubrí que, con el tiempo, todo fluye mucho mejor. No digo que este pueda ser tu caso para nada, pero me apetecía compartirlo contigo… por si acaso. Si sigues un tiempo más, aunque sólo sea por el dinero, seguramente te vaya un poco mejor. Nunca vuelve a ser igual de terrible que al principio… o casi nunca 😀

    ¡Mucho ánimo!

  9. hola
    he leido tu post y todos los consejos asi q poco poco puedo decirte pero si proponerte algo…pq no pones toda tu energia en cambiar eso q dices q el pofesorado es algo aburrido, conservador..etc seguro q como tu hay muchas personas q piensan lo mismo q tu se callan y se conforma, pero no crees q ya es hora q alguien de ese paso? pq no te atreves a cambiarlo? por lo q leo de ti eres una chica muy capaz y valiente, asi q animo levantate mañana y da la vuelta a todo y empieza por tu clase veras como poco a poco vas encontrando de nuevo la ilusion.
    y para los dias q necesites estallar, vete al campo, al aire libre y grita todo lo q puedas con todas tus fuerza, veras como se limpia todo ahi dentro, a mi me hace efecto, ya me contaras
    animo
    besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s