Que llega, que llega

Ya llega. Llega. Y creo que puede curarme de dudas, indecisiones y tardes lluviosas.

Llega. La primavera. Los vencejos. El olor a azahar. Los cafés rebosantes de caras nuevas. Los niños/as (mis alumnos/as) gritan eufóricos porque el sol se deja ver y nos ponemos contentos/as.

Llega. Esta estación que siempre consigue ruborizarme, que me empuja a pasear, a fotografiar, a escribir…

Me visto más suelta, camisetas y blusas de manga corta (al fin!!!), mis falditas y vestidos se remueven impacientes en mi armario… Primeros contactos con la playa…

Me da fuerzas extrañamente. Me eleva. Me deja volar. Me despierto igualmente temprano, pero ya sueño con las vacaciones, ya no se me hace tan terrible madrugar.

Cuando era pequeña mi madre siempre me decía que yo nací y traje la primavera. Que llegué al mundo cuando todas las flores comenzaban a abrirse y a expander su aroma. Que yo era tan vital, soñadora, transparente como esta estación… Y a mí me gustaba saberlo. Me hacía sentir especial. Y de alguna forma, siempre he vuelto a nacer en primavera.

Fuera el frío. Fuera lluvias. Fuera el anochecer prematuro.

Bienvenida, primavera (femenina tenías que ser…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s