Turn Off

Pasamos unos días en la playa. Desenchufadas de toda obligación. En un hotel precioso con todo a nuestro antojo: delicioso desayuno, piscinas exterior e interior, spa, jacuzzi… Rodeadas de agua.

Hice esta fotografía porque me suscitó una idea que guardé en mi cabeza. Me gustó cómo salió.

Nos dejamos caer por las callecitas de aquel pueblo blanco, sorprendiéndonos de su pintoresca estructura, de su encanto.

No utilizamos ni relojes ni teléfonos móviles durante ese fin de semana (único instrumento: bikinis y cámara de fotos).

Hicimos lo que se nos antojaba en cada momento. Las noches fueron tremendamente estrelladas. Olía a mar desde el principio. Nuestra terraza tenía unas vistas relajantes y conmovedoras.

Me bañé en todas partes: playa, piscina exterior, piscina interior, jacuzzi. Acabé muy resfriada aunque hizo calor.

Paseamos de la mano (como siempre lo hacemos en nuestra ciudad y en cualquier otra parte) y los pueblerinos nos felicitaban en su idioma. Fue agradable. El respeto hacia la homosexualidad es un condimento básico para que me guste un lugar al que viajo.

Concluí que desconectar del bullicio, la obligación, el ronroneo de helicópteros y coches, las tiendas, el metro, la prisa, la temporalización de todo acto… Es necesario.

A veces hay que dar al Turn Off y descansarnos.

Anuncios

Un comentario en “Turn Off

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s