Me quedo con…

Estamos de vuelta. Aviones, trenes, metros. Vuelta. Regreso de días de movimiento, descubrimiento y risas.

Hemos recorrido Bélgica y Holanda. Green. Verde. Verde botella, verde manzana, verde mar… Todo era verde, todo rincón lleno de flores, de belleza. Fotografié, grabé también con vídeo. Pero nada podría capturar tantísima elevación de arte y de belleza.

He visitado numerosos pueblos y cuatro ciudades. Pude comer estupendamente en cualquier sitio siendo vegetariana.

¿Con qué me quedo? me quedo con el silencio (pese a estar lleno de gente) de Bruselas, me quedo con el atardecer en la Grand Place de Bruselas que doraba aquellos edificios que nunca imaginé tan bonitos (fotografía de esta plaza en la cabecera del post), me quedo con sus chocolaterías repletas de chocolates de diferentes colores y formas y con sus gofres a la hora de merendar en la Plaza de los Museos, me quedo con Gante por la tarde y sus tres torres, con Brujas y sus cisnes y canales (pude acariciar a un cisne precioso), con su Lago del Amor, con su encanto, con su increíble beaterio silencioso y recogido, me quedo con las bicicletas de Ámsterdam y su libertad, con “La Casa Amarilla” de  Van Gogh, con la habitación de Ana Frank donde aún se guardan los temores y retazos de inocencia de una adolescente judía, con los pueblos holandeses que descubrí emocionada llenos de casitas de colores y verde, donde los niños/as iban felices en bicicletas a la escuela, y donde las escuelas parecían un paraíso bucólico, me quedo con la tarta de manzana holandesa, con rincones específicos de su Vondelpark, con escenas divertidas de perros y niños/as en compartimentos de bicicletas o en las barcas de los canales, con los puentes, con los miles de canales que he visto, con los desayunos intensos con mi novia, con nuestras risas, con las veces que nos perdimos con el mapa en la mano, con las noches en las que nos dormíamos rendidas muy temprano, con nuestros despertares, con su forma de agarrarme la mano siempre que subíamos al metro, al avión o a los trenes, con nuestras bromas, con nuestras conversaciones nocturnas sobre nuestro futuro…

Me quedo con todo.

Fue un viaje precioso e inolvidable.

Aunque añoré a mi perro y mi gato cada segundo. Al volver los abracé tanto… estaban felices de encontrarnos, dormimos muy juntos.

Es agradable regresar a casa y que nos reciban ilusionados. Es maravilloso dejarnos caer todos en el sofá.

Anuncios

Un comentario en “Me quedo con…

  1. sabía que tus vacaciones iban a ser para envidiarlas! LOL
    qué lindo leer todo lo que cuentas… tanto lo que respecta al viaje como lo relativo a tu novia y tu perro y tu gato. tan familia feliz!
    qué alegría por ustedes 🙂

    big hug!

    ps- espero ansiosa el post “vacaciones, segunda parte: todos los detalles” LOL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s