La ignorancia mece y alimenta ideas

FEMINISMO:

1. Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.

2. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

(Diccionario de la Real Academia Española).

A menudo me sorprende escuchar las frases siguientes o similares: “Uy, yo no estoy de acuerdo con que la mujer sufra o sea maltratada, pero vamos, que yo no soy feminista, no-lo-soy-eh”;  “Yo no soy machista, pero vamos, tampoco feminista, ni una cosa ni la otra”.

Para empezar creo que hay una profunda ignorancia sobre el significado de la palabra feminismo. Feminismo NO es lo contrario de machismo. Machismo o sexismo es infravalorar las necesidades y capacidades de las mujeres (discriminándolas), rebajándolas a una posición inferior a los hombres, y otorgando superioridad al género masculino. Sin embargo, el feminismo no rebaja a los hombres, ni les discrimina, ni infravalores los derechos de unos o de otras; el feminismo iguala la posición de la mujer a la del hombre, exigiendo para ello, los mismos derechos e idéntico respeto a sus ideas, decisiones y/o actividades.

La cultura sexista ha perpetuado la idea de que ser feminista es algo negativo, una actitud de odio y desprecio hacia los hombres, una actividad defendida por mujeres poco atractivas o “masculinas” que nunca podrían ligarse a un chico. De modo que actualmente, para muchas mujeres, decir que son feministas, es como decir que reniegan de los hombres, o que viven frustradas por ser sólo mujeres, o que son feas. Y NO, no debemos asumir tales patrañas baratas. El feminismo no va asociado a sentimientos negativos hacia nadie, ni se vincula a la belleza o ausencia de la misma, ni a la homosexualidad o heterosexualidad especialmente, sino que es un movimiento defendido por mujeres y hombres, heterosexuales, homosexuales y bisexuales, ancianos/as y jóvenes, flacos/as y obesos/as, deportistas, cinéfilos/as, filósofas/os, médicas/os, altas/os, medianos/as, bajitos/as, guapas/os, no tan guapos/as, con largos cabellos o medios o cortos, con pintalabios o sin él, con tacones, y zapatillas de suela de goma, y botas, con vaqueros, faldas, vestidos y desnudos/as…

Yo me considero feminista, y lo digo con orgullo, llenándome la boca de flores. No considero justo, que una mujer deba doblegarse a las ideas de un hombre por el hecho de ser él un hombre, ni que tenga que asumir el papel de “robot de la limpieza” y “madre abnegada y única responsable de la educación de los hijos/as”, ni que deba machacarse en el gimnasio y con 1200 cremas para ser siempre atractiva a “su hombre” así sea éste calvo, viejo, gordo o lo que sea; debemos cuidar nuestro físico, hombres y mujeres, pero en ningún momento para “gustar” a otra persona, sino por gozar de salud.

Así que no sé por qué la gente tiende a equiparar el machismo (que es una discriminación en toda regla), con el feminismo (que sólo persigue la igualdad para todas y todos), porque en nada son equiparables.

Opino que la ignorancia siempre acuna, alimenta y perpetúa las distintas formas de discriminación, ayudándose de un sistema educativo que apenas avanza hacia delante en derecho social, y de un lenguaje obsoleto, sexista y especista, que muy pocas personas, intentamos modificar.

Pero se puede, todas y todos podemos, construir un mundo que rebose respeto y sentimientos de tolerancia hacia todos/as los individuos.

Anuncios

8 comentarios en “La ignorancia mece y alimenta ideas

  1. Muy cierto, Caminos. La ignorancia es el peor enemigo de la paz y la justicia. Y en España, donode todo nos lo tomamos a cachondeo, menos el fútbol y el jamón serrano, eso de leer a Cixous, Butler o De Beauvoir, como que nos queda leeeejoooosssss.
    Un besico.

  2. Estoy de acuerdo totalmente con lo que dices sobre la ignorancia. Yo consideraba el feminismo como la tendencia a la preponderáncia de la mujer como contrario del machismo, y por ello me consideraba igualitarista. Ahora veo que sí soy feminista.

    Los tópicos físicos de pertenencia a un grupo solo son eso, tópicos, y no tienen que ver con la definición que usa la sociedad, aunque sea la imagen que asocia automáticamente todo el mundo.

    Fíjate que has usado sexismo como sinónimo de machismo y no es correcto:

    sexismo:

    1. m. Atención preponderante al sexo en cualquier aspecto de la vida.

    2. m. Discriminación de personas de un sexo por considerarlo inferior al otro.

    (Diccionario de la Real Academia)

    También hay que reconocer que existe un movimiento que se llama a sí mismo feminista, pero que es sexista.

    Un abrazo

    • mukik, 2 cositas:

      1 – Cierto que -desde un punto de vista estrictamente lingüístico- el sexismo es la ideología que pone un sexo cualquiera por encima del otro, no necesariamente el masculino por encima del femenino. Lo que hace que sexismo y machismo se usen como sinónimos es la FRECUENCIA ESTADÍSTICA de las situaciones donde los hombres se imponen sobre las mujeres, reciben trato más favorables que nosotras, o se creen superiores. ¿Cuándo/dónde/cuántas veces se ha ejercido el sexismo en contra de los hombres? (En cosas serias, por favor, no cuartos de baño, vestuarios o -más recientemente- gimnasios).

      2 – ¿Un movimiento sexista FEMENINO (que no feminista, ojo)? Vale… Cítame artículos, libros, autoras, nombres y apellidos, títulos, párrafos concretos… Digo yo que si es un MOVIMIENTO, habrá dejado algún rastro, testimonio, algo… Es muy fácil dar por hecho algo sin pruebas.

      • Olga, en respuesta a tus 2 cositas:
        1 – Si usamos sexismo como sinónimo de machismo, ¿cuál es la palabra que define una tendencia de preponderancia de la mujer sobre el hombre? Si usamos la lengua al menos usémosla bien. Yo acepto que el significado que tenía asumido de feminismo es incorrecto, para eso estoy, para aprender y usar correctamente la lengua. Si no, me callo. La frecuencia estadística de cualquier cosa se estima a partir de los casos conocidos. En el caso de la violencia machista (y sé que sexismo no es solo violencia, figura como ejemplo ), las consecuencias son en demasiados casos funestas para la víctima y por ello mucho más fáciles de detectar que los casos de violencia sobre hombres por parte de sus parejas femeninas. El hecho que no se vea no significa que no exista, por mucho que diga la estadística oficial.

        2 – Puesto que no manejo perfectamente el tema y reconozco que me importa demasiado poco encontrar alguna forma de demostrar mi afirmación anterior, la retiro.

    • A Mukik182: hola Mukik, quería decirte que el movimiento feminista no favorece a la mujer por encima del hombre, ni discrimina al hombre, ni considera inferior ni superior al hombre, el movimiento feminista trabaja por igualar la posición de la mujer a la del hombre. Así que sexismo y feminismo son conceptos No inclusivos el uno del otro. Precisamente de ello hablé a lo largo del post. De la falta de conocimiento real que se tiene sobre el significado de feminismo.
      El sexismo se ha asociado al machismo precisamente porque el machismo supone que una persona es inferior a otra por no pertenecer al sexo masculino, y basa su estrategia y su doctrina en discriminar a un grupo social (las mujeres) por no pertenecer al género o sexo dominante.
      No conozco a ningún grupo feminista que base su teoría en discriminar a los hombres, como he explicado previamente, el movimiento feminista pretende igualar a los seres humanos sin importar el sexo al que pertenecen.
      Así como no conozco a ninguna mujer feminista que sea sexista ni/o machista, es imposible, son conceptos, como he dicho, distintos.
      Voy a ponerte un ejemplo muy sencillo: Imagina que de repente, los humanos empezásemos a discriminar a los pelirrojos, impidiéndoles ser libres, o ser autónomas e independientes, impidiéndoles el voto, la expresión de sus ideas o sus participaciones en la vida política y otros tantos ámbitos. Imagina que los pelirrojos/as sufren durante años y siglos esta discriminación, y surge un movimiento (formado por pelirrojos y personas que pese a no ser pelirrojas también creen en la igualdad para todas/os) que persigue y lucha para que las personas con el pelo rojo puedan votar, decidir, opinar, ser libres e independientes etc.
      Este movimiento no implica que los pelirrojos estén dominando ni discriminando a los morenos/as, rubios/as ni castañas/os. Simplemente exige los mismos derechos (que han sido negados a un colectivo).
      Una discriminación se basa en NO tener en cuenta los intereses y necesidades de individuos (ya sean mujeres, personas de otra raza, animales, u homosexuales) por el simple hecho de no pertenecer a un grupo dominante o mal concebido como “superior” (hombres, blancos, humanos, heterosexuales). Y todo movimiento que trata de batallar contra cualquier discriminación, trabaja precisamente por terminar con todo sometimiento.
      Espero haber aclarado tus dudas.
      Un saludo

      • No tengo dudas en éste aspecto. Mi comentario era un reconocimiento de que manejaba una información errónea sobre el significado de feminismo y que a partir de ahora me corrijo.

        Mi comentario último se refiere a que como bien tú dices, el feminismo es un concepto y las personas pueden afiliarse a conceptos pero no significa que puedan seguir completa y perfectamente ésos conceptos. Conozco a mujeres que dicen ser feministas, defienden su independencia y la igualdad, pero sólo cuando les conviene, porque cuando les conviene los hombres tienen que abrirles las puertas y pagarles las bebidas. Eso lo he vivido y trataba de marcar que a pesar del ideal, la realidad no se ajusta siempre ni en todos los casos al ideal.

  3. Hola Hada,
    Cómo siempre, me es difícil discrepar con vos.
    Ya lo decía Susan B. Anthony: “los hombres, sus derechos y nada más. Las mujeres sus derechos y nada menos”. Esta frase resume muy bien lo que debe ser el movimiento feminista actual.
    No se trata de creernos las mujeres seres superiores, pues no lo somos, pero somos sujetos de derechos muchas veces doblegadas por nuestra condición de mujeres, sin más justificación para estar sumidas que ser mujer.
    Cabe recordar que personas buenas o malas, despotas o caritativas las hay de cualquier género, raza, religión o contexto… pero soportar menoscabos a la mujer, a sus derechos civiles y políticos mientras sea posible alzar la voz me parece un retroceso sin sentido. Así como retroceso sería practicar discriminación inversa, feminismo extremista, o no usar el pensamiento crítico en pos de defender nuestros derechos. Es solo mi opinión.
    Un saludo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s