Si alguna vez fuese mamá…

No sé si alguna vez tendré hijas/os, pero siempre albergué un agradable instinto maternal.

Podría tenerlo mañana mismo, si quisiera, pero aún no es el momento, y lo sé.

Quiero estabilidad, emocional y económica. Necesito ser de océano y metal, para mecerle y ayudarle a levantar siempre que alguien le ponga zancadillas. Quiero prepararme para ofrecerle lo mejor de mí. Lo mejor de mí, lo mejor de este mundo en el que hay que tener la garra para combatir, morder y amar. He conocido madres y padres, muchas/os, muchísimas/os, algunas/os repletos/as de amor, buen ejemplo y respeto hacia sus hijas/os, y otros/as muchos/as angustiados/as, chantajistas, exigentes, negligentes, mal educados sin herramientas para educar, padres que culpan a sus hijos/as de todo, padres/madres que dibujan a su hija o hijo perfecto (a sus ojos) y luchan haciendo uso de su “poder” como padres/madres para conseguirlo, personas que tienen hijos/as para atar a sus parejas, personas que tienen hijos para que los cuiden y no quedarse nunca solos, padres que tienen hijos para llenar vacíos existenciales, padres que tienen hijos/as para criarlos sin esforzarse en ofrecer una educación completa y sensible,  padres/madres que crían auténticos déspotas y luego se quejan, padres/madres que tienen hijos/as para solucionar sus problemas o crisis…

Ser mamá o papá es algo mucho más complejo de lo que la gente opina. Si alguna vez decido ser madre, quiero que mi hija/o tenga a su alcance todo tipo de elementos y actividades que desarrollen su sensibilidad, deseo poner en sus manos libros, poemas, cuentos, canciones, historias, películas, que le permitan hacerse una persona íntegra, solidaria, respetuosa, tolerante.

Mi madre siempre dice que lo que más le importaba era hacer de sus hijas, personas buenas. Según ella, lo ha conseguido, se muestra orgullosa de nosotras, es cierto que ninguna de nosotras hemos discriminado nunca a nadie, somos chicas vegetarianas por respeto a los animales, somos anti-sexistas, anti-especistas, anti-racistas,antihomófobas, nos hace llorar cualquier injusticia o dolor ajeno o propio, y ese llanto lo convertimos en palabras pacíficas, en actos, en decisiones. Yo también quiero inculcar la bondad, la justicia y la solidaridad a mis hijos/as futuros/as.

Quiero hacerle una persona autónoma, fuerte para resistir toda tormenta. Quiero amarle sin condiciones, y recordárselo cada día, quiero hacerle grande, que sea feliz sin herir a nadie, que aprenda a no dejarse manipular por nadie, que sepa valorar sus propias ideas y expresarlas con entusiasmo, que tenga en cuenta siempre las repercusiones de sus actos, y que nunca se mire única y exclusivamente su ombligo, que mire y ayude a todo individuo que lo necesite, que se llene de alegría siendo justa y generosa/o.

Y quiero que sepa, que siempre siempre siempre le querré, y admiraré todo lo que diga, piense, haga, sea. Estaré aquí para abrirle ventanas, puertas y habitaciones, para hacerle sentir siempre seguro/a y en casa, respetaré lo que quiera ser.

Y haremos juntos/as, magdalenas, cuentos, obras de arte, excursiones a museos, bibliotecas, ciudades, cines, teatros, playas, bosques…

Anuncios

5 comentarios en “Si alguna vez fuese mamá…

  1. no existen los padres y madres perfectos, así como no existimos lxs hijxs perfectxs. siempre fallamos en algo, nos equivocamos, porque es parte de nuestra humanidad.
    pero me encanta como enfocas la maternidad, la idea que tienes de lo que quieres ser y de lo que quieres entregar como madre… es lo más cercano a lo que yo creo que una madre debe ser.
    ojalá fueran todas como tú quieres ser, y ojalá que conserves siempre ese norte, porque tus hijxs serán felices y llenos de bondad.

    qué tal tu finde?

    un abrazote, hadita.
    y gracias por tus entradas luminosas y tus maravillosos comentarios.

  2. Qué decir? Me encanta tu entrada… es maravilloso que sepas qué valores quieres darle a tu hij@ y por descarte, los que no le darás, es hermoso.
    Antes se decía en mi país en una campaña de planificación familiar: “tenga los hijos que pueda hacer felices” y es verdad.
    Yo actualmente sufro de negación por la maternidad, me gusta pensar que es por la edad. Pero si un día cambio de parecer y la vida me premia con la persona indicada para tener un bebé con ella, lo único que espero es hacer feliz a mi hij@, eso incluye todo: darle música, pintura, libros, y sobre todo mucho amor, que es lo más barato y lo más valioso a la vez!

  3. Yo quería, como tu madre, hacer de mis hijas buenas personas. Creo que lo he conseguido. No hay un método milagroso para que eso ocurra, pero hay muy buenas combinaciones de métodos para llegar a ese fin sin ser una fábrica de seres inseguros, ni agresivos, ni insensibles. Así que creo que podrías ser una buena madre, tienes como referente a la tuya y las ideas muy claras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s