Cielo AZUL

Dan ganas de que llegue el verano, pasear en bicicleta, leer debajo de un árbol, sentarte en la orilla, comer sandía, beber mucha agua, nadar hasta perder pie, comprarme pulseras y tobilleras, pintarme las uñas de los pies (siempre las llevo igualmente en invierno), decir “qué-calor-hace-hoy-¿nos-damos-un-baño?”, regalar besos de agua, quedar tumbada bocarriba mirando al techo sin prisa por levantarte, desayunar en la terraza cruasanes, oler a dama de noche, ponerme las sandalias, ir descalza por casa, dormir con profundidad y llevar ropa ligera, comprar helados por las noches, enviar postales, sentir que la brisa leve levanta las cortinas, ir a algún concierto al aire libre, ponerme vestidos blancos-o-estampados-o-de-pequeños-lunares, veranear en algún sitio y poder ir casi en bikini por la calle, escribir que el cielo está azul para comérselo…

 

 

Anuncios

Un comentario en “Cielo AZUL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s