En la noche, sentirse acompañada, querida

 
En los últimos meses han sucedido algunas cosas negativas a personas próximas a mi vida, por alguna razón han fallecido algunos familiares o mascotas de gente que conozco. Afortunadamente yo no he perdido a nadie, pero al observar cómo otras personas pierden a seres muy queridos, he sentido a ratos angustia, temor de ser yo la que alguna vez pueda perder a alguien y sufrir la ausencia repentina.

Y es entonces, cuando me asalta algún miedo del tipo que sea, cuando valoro mucho más el privilegio de poder dormir abrazada, recogida y protegida en los brazos de mi novia, sentir que ella y yo nos protegemos del dolor, ofrecernos una compañía constante. Porque es necesario sentirse parte de algo (de mi familia, de la pareja que formo con mi novia…) para disfrutar de la belleza de cada día y para sentir consuelo y abrigo cuando se acercan las tormentas.

A mí me gusta proteger y sentirme protegida, extender mi brazo y acoger a las personas y animales que quiero, ofrecer una manta de estrellas cada noche a mi chica y a nuestras dos pequeñas mascotas, abrirle las puertas de mi casa a las personas que amamos para que encuentren un refugio y todo el cariño del mundo.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s