Anoche fui a ver esta preciosa película.

No sabría describirla exactamente. Un niño abandonado por su padre, se aferra desesperadamente a una mujer desconocida. Y esta mujer decide acogerlo los fines de semana en su casa.

Los diálogos son escuetos, directos, pero encierran una compleja amalgama emocional, un dolor áspero y hueco, la sensación agonizante de soledad y desamparo.

Me quedo con la inocencia del niño (aunque en principio me resultase insoportable)  y con la bondad estremecedora y magnánima de ella.

Os la recomiendo, sencilla historia teñida de dolor y ternura.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s