Hoy fue un día importante

Hoy fue un día especial, un hecho maravilloso, pequeño (o enorme), me sacudió por completo.

Me suceden muchas cosas a lo largo de los días, la mayoría estupendas, otras no tan idílicas. Pero últimamente, no encuentro tiempo para relatarlas aquí.

Hoy no podía dejar pasar la ocasión. Esta mañana muy temprano, casi al llegar a la escuela en la que trabajo, escuché un golpe seco en el suelo, miré hacia atrás y vi un gatito asustado, que acababa de caerse de un balcón.

Miré el reloj. Iba a llegar tarde. Pero unos ojos enormes y suplicantes me llenaron de ternura, de amor, de todo. Me acerqué. Y cuidé que no se escapase, que no se sintiese solo, que no tuviese miedo. Busqué al dueño, llamé a los mil vecinos del bloque, los cuales no estaban dispuestos a ayudarme, hasta que al fin, encontré a su dueño, un joven preocupadísimo que bajó enseguida, que abrazó, adoró y besó a su gato. Que lo llevó de vuelta a casa.

Llegué tarde a la escuela.

Con el corazón rebosante de alegría. Aquel gatito estaba en casa, seguro, sano y salvo. Y eso, para mí, lo era y es todo. Tengo grabados esos inmensos, profundos y nobles ojos, repletos, como siempre que miro a un animal no humano, de inocencia y de constante incertidumbre.

 

Anuncios

3 comentarios en “Hoy fue un día importante

  1. Ayyyy… ¡¡qué bien que lo pudiste salvar!! Espero que si mi gato se cae algún día (que ya tengo yo cuidado de que no, pero por si acaso): a) no se haga daño y b) ¡se encuentre a alguien como tú que lo sepa proteger…!

    Qué lindos son los animales, no sé cómo todavía existe gente insensible a ellos…

  2. aawwwwwww! qué lindo!
    una de mis amigas se tuvo que cambiar de casa por motivos de fuerza mayor, es decir, arrendar su casa para irse a vivir donde su suegra (la mamá del marido, que es de mis amigas hetero). lo malo del asunto no es la suegra, sino que tuvo que dejar a dos de sus tres perros encargados con alguien que ya no los puede tener, y está desesperada.
    yo le quise recibir uno, el lucho, un perro bueno y feo como él solo, pero mi novia está convencida de que nuestro departamento no es un buen lugar para el lucho, que necesita una casa con patio, con espacio suficiente para poder jugar. finalmente, tiene razón, pero me habría gustado poderlo acoger. 😦

    un beso, guapa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s