Sadness

 

Este cuadro es de mi querido/admirado Hopper. Lo llamó Summer Interior.

Nunca lo había visto. Y es raro porque conozco casi todo de este artista. Pero hoy lo he encontrado buscando por la web, una ilustración que hablase de tristeza.

He comenzado en el nuevo colegio, y no me gusta. Simplemente no me siento bien en él. Puede que el tiempo me permita adaptarme, no lo sé. Pero ayer fue el primer día, y me lo pasé llorando cuando llegué a casa (y eso que llorar es el último recurso que mi cuerpo emplea para desahogarse). No sé por qué, pero todo el mundo me llamaba y me preguntaba que cómo me había ido, y un nudo en mi garganta se deshacía en lágrimas, apenas podía describir las razones. ¿Qué me ocurre?, ¿por qué no me siento parte  de esa escuela?. Me ha tocado una clase de niños/as muy pequeños/as con una altísima ratio, y eso me asusta, porque no siento esa energía que tenía el año pasado, ¿por qué?. No me gustan los/as compañeros/as, lo siento, pero no me han causado buena impresión, se llevan mal entre ellos/as según he comprobado en los dos Claustros (si, en dos días van dos claustros horribles, eternos, aburridos y moviditos), son aparentemente hippies (dado el entorno en el que se inserta), pero al mismo tiempo son … fríos, poco acogedores, poco sonrientes…

No voy a enumerar todo lo que no me ha gustado, porque me pongo más triste y porque el tiempo irá procurándome una adaptación (¡espero!), pero me siento desanimada.

He buscado en este blog tan mío, tan repleto de sentimientos nacidos en mi garganta, lo que escribía yo hace justo un año, y solo veo alegría, esperanzas, anécdotas tiernas, fuerza e ilusión en aquel tiempo en el que comencé a trabajar en la otra escuela. Y me siento a millones de kilómetros de aquella sensación de bienestar…

No pensaba escribir sobre cómo me siento, porque prefiero llenar este espacio tan querido, de palabras bonitas y experiencias dulces que os hagan sentir bien (a vosotras/os mis lectoras/es) y sonreír. Pero lo necesitaba y probablemente, esta tristeza, desazón, este miedo o preocupación, me limite o me robe las ganas de escribir aquí por un tiempo (o quién sabe, mañana mismo hable de otros temas que me gusten).

Mientras tanto, seguid soñando, escribiendo!!!

Anuncios

7 comentarios en “Sadness

  1. Hola Hadita,
    Tenía días desaparecida y hoy la primera entrada que leo es esta. Yo sólo puedo decirte que tengas ánimos, creo firmemente que la primera impresión sobre las personas generalmente es érronea y tal vez con los lugares sea lo mismo. Vos tranquila, ¡ánimos,! echá para adelante y si no consigues encontrar el punto blanco en la hoja negra… al menos vas a crear “anticuerpos”
    Un abrazo,

  2. Creo que aunque hayas tenido una pésima primera impresión podria llegar a ser sólo eso, dale tiempo al tiempo, tenias demasiada ansiedad antes de comenzar, lo digo por tu post anterior, y quizá de algún modo ya estabas un poco predispuesta a que extrañarias mucho tu escuela anterior, en caso de que al final siga sin gustarte al final será solo una experiencia más, y como en todo habrán buenas y malas experiencias, es necesario vivirlo, lo que no nos mata nos fortalece. Besos.

  3. hola es la primera vez ke leo tu blog, y creo entenderte, me siento igual en mi trabajo nuevo, no es posible que con tan poco tiempo me cueste mucho venir todos los dias!…animo, y busca una solucion, busca otro empleo, es horrible estar esperando a que la adaptacion llegue por si sola.

  4. Nada es siempre de una manera, todo cambia constantemente. Lo único que consigue “agarrarnos” a los sitios es el miedo al propio cambio. Por eso pienso que es mejor fluír…

    ¡Mucha suerte! Tras la tristeza, siempre llegan oleadas de alegría. 🙂

  5. He entrado en tu blog a ver cómo habías empezado el curso… y me ha dado mucha pena (y también rabia) que haya sido así.

    Entiendo lo de la ratio de alumnos, cuando son muchos resulta difícil. Y es verdad que el clima de los claustros se percibe enseguida. Tú desahógate, aquí o donde sea, y como sea. Este trabajo es muy emocional, y las emociones hay que dejarlas salir :S

    Pero creo que, mirando hacia delante, puedes conservar la esperanza. Siempre hay compañeros majos, probablemente callados o espantados como estabas tú en esas reuniones. Y siempre están los alumnos, que no tienen la culpa de nada, que necesitan de todo, y mucho más cuando están en esas condiciones.

    Estoy segura de que harás un buen trabajo, aunque las condiciones no sean ni mucho menos las ideales. Y el año que viene… ¡quién sabe! La vida (laboral también) da muchas vueltas, y la del docente (funcionario) más aún 😛

    En cualquier caso, te mando todo mi ánimo para los momentos difíciles. ¡¡Tú puedes, de eso no tengas dudas!!

  6. no tienes que tener cuidado con lo que escribes, yo creo un blog personal es para eso, personal, no para nosotras si no para ti… siento lo del cole … ¿no hay un rayito de esperanza de que la cosa cambie cuando lleves unos días?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s