Metamorfosis

 

Este fin de semana “largo” lo hemos pasado en casa de mis padres. A última hora me apeteció más irnos allí todas/os (mi pareja, mi hermana, mi perro, mi gato y yo), no sé. La casa de mis padres queda a una hora de mi ciudad, ellos viven en una ciudad más pequeña, cerca del mar. La casa de mis padres está diseñada para vivir relajadamente, y desde la cama solo veo las preciosas plantas de la enorme terraza y el cielo (azul y verde). Ir allí supone, además, dosis extra de cariño, de risas, de abrazos, de charlas, de desayunos exquisitos al aire libre, de horas amables sin prisas, de paz… Y lo necesitaba. Así que he utilizado estos días para pensar, descansar y relajarme.

He conversado largo y tendido con mi madre y mi hermanita, y hemos decidido que para combatir la ansiedad el deporte es muy positivo (a lo largo de mi vida he hecho ballet, tenis y natación). Y lo voy a hacer. Mi hermana será mi acompañante. Haremos natación y footing. Aunque mi estado anímico me invite a quedarme sin hacer nada, lo voy a llevar a cabo, pienso integrar el ejercicio a mis rutinas, quiero disfrutarlo, que me deje las mejillas sonrosadas, sentir un cansancio placentero y dulce, dormir en las noches sin interrupciones ni desasosiegos innecesarios…

Siento que necesito mantenerme en equilibrio, y abandonar esta noria que me lleva, vacilante, de breves estados de euforia y desmesurada socialización, a estados de apatía y tristeza.

Creo que, como han dicho alguna y algún que otra/o lector/a, estoy renovando mis alas. Considero que estoy en un proceso, o en una sencilla metamorfosis, que por alguna razón, se me está haciendo dolorosa, y  por lo tanto debo (y quiero) poner pequeñas soluciones y placeres en el trayecto.

 

 

Anuncios

7 comentarios en “Metamorfosis

  1. Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
    Sandra.

  2. Mmmh… definitivamente, desde que practico deporte asiduamente, mi ansiedad se ha reducido de manera importante, así que, sí, debe haber una conexión…

    Será que el estancarse es doloroso para todo el mundo (no estamos hechos para quedarnos quietos, si es que la vida significa movimento) y cada una lo somatiza como puede…

    Ah, quién se fuera ahora a casita a relajarse un rato. 🙂

  3. Muy positivo el post. Da como hasta culpa, te diré. Me dejaste pensando “no debería yo hacer lo mismo?” pero bueno, ese es otro tema.
    Te va a hacer bien empezar a ponerte en movimiento porque el estancamiento al que nos sometemos en el día a día, nos consume sin que nos demos cuenta.
    Saludos! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s