Des-loquesea

 

A veces todo gira, sigue dando vueltas, no sé el motivo. A veces ocurren muchas cosas para contarlas, a veces nada. Últimamente busco los minutos en los cajones de mi casa, incluso en algunas estanterías y debajo del paraguas. Creo que hago más cosas de las que consigo abarcar, como si necesitase aire, hacer, decir, hablar de lo que sea, correr hacia algún sitio, mirar, reencontrar… Ser inmortal cuando sea viejita y me vaya, que algo, palabras, sentimientos, lo que sea, permanezca.

Esta semana mucho, guardado en mis bolsillos. Un compañero me dijo que soy la persona más íntegra que ha conocido, y me encogí de hombros, sin saber qué responder a eso exactamente. Me ha emocionado conseguir que un niño autista, cante conmigo una canción, mirándome a los ojos, sonriendo. He sustituido a una compañera tres días, y he jugado al teatro con niños de cuatro años. Una alumna quiso dormirse a la hora del patio, en mi regazo, con su oído sobre mi corazón, dice que yo la tranquilizo si se agobia. Me han dicho repetidas veces que estoy más guapa cada día, cosa que no comprendo, porque duermo poco y mal, y he adelgazado. Y con tanta lluvia, mi pelo no estaba en su mejor momento, casi toda la semana recogido en un moño alto y desgarbado, sin tiempo de tonterías. Alegría cuando llego a las filas de niños/as y me llaman, y me abrazan, y sonríen, y se acercan con sus babas de bebés casi niños para besarme. Escribir y mucho, para mi curso, y para una compañera del curso que es escritora, escribir hasta que se acaban las últimas palabras. Leer, a hurtadillas, en las tardes que estoy en la escuela y no hay niños/as, leer, lo que sea. Una conversación intensa con una nueva amiga alemana, apenas entender lo que decimos, pero decir, hablar, de lo que tengamos que hablar. Sentir una punzada de añoranza y de dolor, porque sé que he perdido a mi mejor amiga, saber que desde que tiene novio, ya nunca tiene tiempo para nada, ni siquiera para decirme lo hermoso que es el amor, al menos en los comienzos. Verla por skype, sonreírme, y darme ganas de llorar, porque la siento más lejos que nunca. Justo ahora, en estos meses, en los que no mido las distancias entre un semáforo y otro, entre una emoción y una palabra. Hablar apenas nada en días concreto, y otros, dejar correr conversaciones por mi boca.

 

 

Anuncios

12 comentarios en “Des-loquesea

  1. A veces la vida gira tan deprisa que apenas tenemos tiempo de nada ¿Y que significa no tener tiempo de nada? Pues tener tiempo para nosotr@s mism@s, leer, pasear, mirar el azul del cielo, el azul del mar… Y es en esos momentos cuando no se cree estar en un buen momento, cuando alguien viene y nos dice lo maravillosos que somos, que somos de lo mejor que hay por allí y nos quedamos completamente atónitos, sin entender lo que nos están diciendo y tratamos de encontrarle su significado. Pero se nos olvida que la procesión va por dentro y que una persona que en los momentos en que escucha esos comentarios es porque está irradiando positividad a raudales. En mi caso cuando escribo mis comentarios en este blog, me digo voy a poner lo mejor de mi, para conseguir un comentario bello y que pueda servir de ayuda u orientación a quien lo lea. Cada vez que voy al trabajo, aunque no voy feliz, voy preguntándome que es lo que me encontraré y que nuevas sorpresas me tendrá preparadas el destino, tanto buenas, como malas. Pero como decía mi amada abuela a mal tiempo, buena cara y así, recreo en mi mente la imagen de mis compañer@s y pienso voy a procurar por todos los medios que se sientan felices de hacer bien su trabajo, de ayudarles lo más que pueda, aunque ese no sea mi trabajo, ni me paguen por ello, aun incluso estando cansado, no me importe dar un poco más de mi entrega a l@s demás.

    • A “Nacho”: muchísimas gracias Nacho, como siempre, por esas palabras tan bonitas. Estoy segura que trabajar con alguien como tú, debe ser un placer. También yo trato de ofrecer lo mejor de mí, aún en los días en los que no consigo estar contenta. Un besito

  2. La sensación de todo y nada, de querer y no poder…si, hay épocas raras que son así. Y aunque tú te veas fea, o con mala cara, o desarreglá…piensa que lo que le aportas a algunas niñas/os (cambiamos el orden habitual?) es tan increíble como para que te llamen y te abracen y quieran dormir en tu regazo. Es un maravilloso regalo que te da la vida. Quizá para compensar un poco esa amiga que no es capaz de decirte lo bien que está (cómo me suena…).

    Me ha gustado mucho tu post…sobre todo las últimas frases…eso de no medir las distancias entre una emoción y una palabra…

    Un abrazo.

  3. Creo que lo he comentado en otro post, y es que eres beneficiaria de un trabajo precioso de servicio a los demás especialmente a los niños.
    Eso tiene muchas retribuciones, principalmente en cariño, confianza, lealtad, respeto, y además eres reconocida, mucho mejor aún , lo haces bien.
    Hada, un abrazo por las emociones que vives, disfrútalas como haces con cada momento.

    • A “Loretomusical”: gracias guapa, intentaré disfrutar de todas emociones, sensaciones, que vivo. Te recomiendo que hagas lo mismo, es la única forma de saber que estamos aquí, rodeadas/os de estímulos, de palabras, de sentimientos.

  4. Me causa tristeza que la relación con tu mejor amiga haya dado un giro y ahora sientas añoranza y te sea extraño comunicarte con ella por el Skype. Pero me dijo una amiga que si piensas en la otra persona, recondando todo lo bueno de dicha amistad eso hará que sigáis unidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s