Uno más en la familia

angela-y-el-perrito

Fotografía del pequeño abandonado y mi prima de diez años.

En estas últimas semanas no he encontrado el momento para hablar de un nuevo miembro recién incorporado a mi familia.

La historia: mi primo celebraba su cumpleaños en su casa-con-jardín-maravillosa, y decidimos acudir un sábado lluvioso a mediodía. Una deliciosa paella, niños/as corriendo por todas partes, reencuentros. De repente, una prima viene a avisarnos (a mi madre, mi novia y a mí) de que acaba de aparecer por la puerta del jardín, un perrito en muy mal estado y que los demás niños/as están echándolo a patadas. Salimos disparadas, con los brazos en jarra, dispuestas a comernos a esos niños insensibles. El perrito era todo inocencia, humilde, silencioso, lleno de heridas sangrantes, sucio, triste y empapado tras días y días bajo la lluvia. Llamamos a todos los refugios que conocemos, en ninguno había sitio para él, aunque nos comprometiésemos a costear todos los gastos, nada. Llamamos a un sinfín de personas que podrían ser casas de acogida, temporal. Nadie, todo el mundo tenía ya perros o gatos en acogida.

Mientras hacíamos esas dos mil llamadas de teléfono, mi prima, que adora a los animales, le iba dando algo de comer, y ambos se guardaban de la lluvia bajo su paraguas.

Entonces, la mujer de mi primo protestó, diciendo que no debería ofrecerle comida ni agua, que ahora  tendría que “aguantar” al bicho a las puertas de su casa durante días…

Y a mi madre se le saltaron las lágrimas.

¿En qué momento el ser humano se volvió tan insensible, tan ridículo, tan cruel? Abandonos, circos, pieles, zoos, granjas, experimentos, maltratos, festejos terribles que se basan en joder a un animal… ¿Cómo puede dejarle a alguien indiferente una escena tan triste, un perro tiritando bajo el agua, repleto de heridas, destrozado, agotado de caminar muchísimos días o meses, y con la mirada más triste del mundo?.

Pues no sólo algo así provoca indiferencia, sino que además, molesta.

Mi madre le respondió que no se preocupase, que el perro nos lo llevábamos.

Y mi padre y yo, cogimos una manta de mi coche, lo envolvimos y nos lo llevamos. Ese fin de semana mi novia y yo lo pasábamos en casa de mis padres, así que fuimos todos juntos con el pequeño en brazos. Eran ya las nueve de la noche, y hacía frío.

Lo bañamos con agua caliente, lo secamos, le cortamos el pelo (tenía mil nudos), le curamos las heridas (mis padres son médicos y pudimos cortar la sangre), le pusimos un jerséy (de otra perrita de mis padres), le dimos de comer (lo devoró todo en segundos), y le pusimos una cama súper confortable junto a la calefacción. Fue una noche maravillosa, inolvidable, esos ojos tristes, mirándonos con asombro, sus reacciones entrañables cada vez que le acariciábamos…

A la mañana siguiente hizo sol, y salimos a pasear, con su correa y su rabito moviéndose.

Como mi novia y yo tenemos gato y perro (adoptados también) y vivimos en un apartamento alquilado, hemos decidido que mis padres lo adopten. Ellos tienen dos perritas de pequeño tamaño, una casa preciosa y perfecta, y son los mejores adoptantes del mundo, los miman, los sacan a caminar dos horas al día, les llevan a hacer footing, los llevan a la playa (porque viven al lado)… Pero nos quedan a una hora de casa, y vamos cada vez que podemos!.

Ahora, ese perrito que veis en la foto, es feliz, y va a pasar su primera navidad en familia, en nuestro grupo afectivo donde le hemos hecho saber que es imprescindible.

 

 

Anuncios

19 comentarios en “Uno más en la familia

  1. Uff! Cuesta no ponerse a llorar con semejante historia… O será que yo estoy muy sensible, no sé. Pero me conmovió muchísimo. Ojalá existiera en este mundo egoísta en el que vivimos, más gente como ustedes. Los felicito de corazón, a tus padres y a vos, por lo que hicieron por el perrito. A todo esto, ¿cómo se llama?

    • A “Verónica”: gracias por tu comentario, me gusta que me visites! El perrito ahora se llama Woody (por Woody Allen), ha sido una labor muy complicada porque a cada cuál nos gustaba un nombre distinto. Ahora él responde feliz a su nombre, y le encanta dormir en el regazo! Un beso!

  2. Menos mal que todavía existimos personas, Cada día tengo más claro que somos personas las que nos preocupamos por el resto de los seres vivos, sin considerarnos más importantes que los otros.

    Me alegro de que Woody tenga un hogar, unos humanos de compañía y unas compañeras perrunas. Seguro que es muy feliz y os hace muy felices a todos los que habéis ayudado a que tenga una nueva vida.

    Un abrazo.

  3. ¡Me ha encantado el post! Es increíble cómo hay gente que parece que no siente absolutamente nada vea lo que vea. Me parece muy bonito lo que habeis hecho, de verdad que sí. Ójala todos fuesemos “más humanos” y ayudásemos más, todo sería más fácil e iría mejor. Un saludo !

  4. Nosotros adoptamos a una gatita, la llamamos Liz (como guiño a Liz Taylor y su “La gata sobre el tejado…”, je,je). Las circunstancias, parecidas, estaba herida, era muy pequeña aún (un mes escasamente) y tenía el miedo grabado en sus pupilas… ahora ya es una más de la familia.

    : )

    • A Asenath: La gata sobre el tejado de zinc fue la primera obra de teatro que vi siendo ya una niña consciente de lo que hacía, con unos once años, y me enamoré del personaje de Liz Taylor. De hecho, a partir de esa obra quise ser actriz, e hice todo lo posible por entrar en un grupo muy bueno de teatro unos años más tarde (y lo conseguí). Bonito nombre… Me alegra muchísimo saber que ahora esa pequeñita tiene una familia! Un beso muy fuerte!

  5. Me ha emocionado y me ha conmocionado este hecho tan bello que te ha sucedido. Estoy seguro que este perrito encontrará todo el amor y cariño que necesita y en agradecimiento os premiará con el suyo porque no se debe olvidar que el poder del amor es infinito, tan infinito, que cuando más se da sin esperar nada a cambio, más se recibe.

    • A Nacho: pues sí, el cariño que ofrecen estos pequeños es mucho mayor, más transparente y mágico que cualquier esfuerzo que hagamos por ellos. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s