-Me gustáis-

Captura de pantalla 2013-04-13 a la(s) 14.56.22

Esta semana mantuve una conversación muy bonita con la “profesora de religión” del colegio.

Ella es una señora de casi 60 años, se viste como un encantador híbrido, entre hippie e intelectual. Desde el principio, cuando coincidíamos en los desayunos, me trató maternalmente, con dulzura. Ella habla de justicia, de literatura, del amor que no se agota que  mantiene con su marido, de sus muchos nietos, de anécdotas entrañables de sus alumnos/as…

Esta semana llegó una maestra de religión para los cursos de infantil, y cuando me la presentó, habló maravillas de mí, que si soy estupenda, buena, guapísima, etc.

El caso es que, al terminar el desayuno del jueves, les pregunté a las dos, que qué opinión tenían sobre las familias homoparentales, que qué ideas trasmitían a su alumnado sobre homosexualidad… Ambas me hablaron con una inmensa sonrisa en los labios, para ellas la familia de un niño/a eran las personas que le amaban, protegían y cuidaban, que en sus clases de religión hablaban de la diversidad familiar, del amor universal, de opciones y sobretodo de respeto.

Como estoy ligeramente nostálgica o sensible estos días, tuve que reprimir la emoción al escuchar el modo en el que mi compañera (la más mayor) describía el amor, la ternura, o la forma en la que fruncía el ceño cuando criticaba a la iglesia, en cuanto a prejuciosa y obsoleta.

Yo no sigo a la iglesia. Pero me gustó muchísimo hablar con ella. Saber que la vida evoluciona, que no todo es tan oscuro como a veces nos parece. Me encanta la franqueza con la que me explicó lo que hacía.

Por alguna razón, cuando mis compañeras/os saben que soy homosexual (suelo contarlo con naturalidad, cuando va surgiendo, porque de primeras creen siempre que soy heterosexual), sonríen con admiración, cariño, ternura, y ejercen la “discriminación positiva”, es decir, me quieren más, me admiran más, y se aproximan mucho más a mí. La verdad… no voy a negarlo, me doy a querer en casi todos los círculos sociales en los que me muevo, en el ámbito laboral trato de ser buena compañera, buena profesional, cariñosa y entregada con los niños/as, justa con las decisiones que se toman, cercana con los padres/madres, natural, no sé, trato de ofrecer lo mejor de mí, y es cierto eso que dicen, que “generalmente” (no siempre), cuando entregas lo mejor, recibes cosas maravillosas.

Esa entrega en ambas direcciones puedo comprobarla con vosotras/os, las personas que me leéis, yo escribo sin corregir, sin tiempo, pero escribo lo que pienso, y siempre recibo vuestros comentarios, ese cariño tan dulce… No sé cómo agradeceros ese afecto, me gustáis.

PD: he cambiado el look del blog.

Anuncios

11 comentarios en “-Me gustáis-

  1. Sí que es cierto que de alguna manera consigues transmitir por aquí toda esa dulzura que estoy segura que tienes. Te imagino exactamente como has dicho que te han descrito tus compañeras, debe ser bonito poder hablar con una mujer de 60 años que tiene tanto que decir y que aportar.

    Un beso. M*

  2. Estoy viendo en el celular y me encanta el cambio del blog, me recuerda que tengo casi en el abandono el mío.
    Por otra parte, es muy grato leer lo que escribís de las niñas de Religión…creo que el mundo evoluciona y se transforma hacia la inclusión, por mucho que acá en Latinoamérica a veces parece más lejano.
    Finalmente, a tus lectoras también nos gustás… tené conciencia de ello.
    Un beso 😉

  3. ¡Me gusta mucho el nuevo look! Parece más equilibrado y sereno (no sé, es lo que me transmite…).

    Este tipo de conversaciones me hacen recuperar la esperanza en la Humanidad (!). A mí me encanta respetar y conocer a los que piensan diferente, pero cuando ellos no te respetan ni tienen el más mínimo interés en conocerte a ti, resulta doloroso y entristecedor. Sin embargo, cuando es posible compartir una parcela, aunque sea pequeña, a mí se me ensancha el corazón.

    ¡Qué bien que existan personas así, que no todo sea la doctrina oficial de la Iglesia!

  4. Me encantó el cambio del blog, y me agrada que sigas así, tan humana, tan sensible, trabajadora, justa… Ojalá todos aprendiéramos a vivir más y mejor, a disfrutar de la vida, a vivir y dejar vivir. Bien por tí Hada! 🙂

  5. Me ha encantado todo lo que has escrito acerca de la conversación que has tenido con tus compañeras de religión. A mi también me ha emocionado ya que razón no las falta puesto que yo también soy de la opinión de que la Iglesia es prejuiciosa y obsoleta, prueba de ello es la cantidad de tiempo que tardaron en admitir que la Tierra era redonda y que giraba en torno al sol. A mi modo de ver es un freno para el avance de la sociedad, un freno que hace que la sociedad avance pero de forma perversa y torcida. Por otra parte me alegra saber que cuando tus compañer@s se enteran de que eres homosexual ejercen sobre ti una discriminación positiva, que hace que te quieran más. Yo también intento no el caer bien a todo el mundo, sino al igual que tu tratar de ser buen compañero y entregado a mi trabajo. Así yo también me he dado cuenta de esa entrega que se establece en ambas direcciones en diversos ámbitos y en este blog eso se nota y mucho.

  6. Cuando se es una persona agradecida, solo se quiere dar y llega a ser tanto tal deseo, que no se encuentran tantas oportunidades en el día para agradecer. Ser una persona agradecida significa dar alegría, cariño, aprecio, respeto, bondad, lo mejor de si mismo a conocidos y a extraños, tanto en el trabajo, como fuera de él. Se sabe cuando se ha encontrado la verdadera gratitud porque llega un momento en que nos invade el sentimiento de ser donante de la misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s