Azul azul casi verde

Captura de pantalla 2013-08-11 a la(s) 14.44.53

 

15 días en el mar.

He despertado con el sonido de las gaviotas, he nadado mar adentro, he seguido a los peces como cada verano, he tomado el sol sin prisas, he leído mucho, he bailado por las noches bajo un manto de estrellas, he cenado fuera todos los días eligiendo ilusionada el lugar, he visitado un pueblecito cercano medieval con feria incluida y casi todo el mundo iba disfrazado, he compartido orillas con muchos alemanes, holandeses/as, británicos/as, franceses/as educadísimos/as, he merendado frente al mar, he caído rendida a la hora de la siesta vencida por la sal y las olas, he dejado mi cuerpo suspendido sobre aguas cristalinas para observar el cielo, hemos descubierto calas mágicas, he conducido cantando canciones horteras de verano, he sentido una paz maravillosa…

Quiero la casa blanca y azul, dije en algún momento, señalando con el dedo. Una casa antigua y reformada, que habrá visto numerosas historias cada verano y que por tanto, tendrá mucho que contar.

A veces, sentir felicidad consigue abrumarme, como si pudiese sentirme vulnerable y expuesta. Pero he conseguido disfrutar de estos días sin pensar en nada más que en la tranquilidad que transmiten esas gaviotas con sus alas extendidas, y en la constancia del mar.

Además de todo esto, quiero hablar de la mejor serie lesbian-friendly que he descubierto en mucho tiempo y que he “devorado” durante estas vacaciones, cada noche, antes de dormir. ORANGE IS THE NEW BLACK. Una mujer joven, normal, prometida con un chico casi ñoño, recibe la orden de ingresar en prisión por un delito cometido (con inocencia, con la inocencia que te concede ser demasiado joven) hace 10 años. Lo que no sabe esta chica, es que la cárcel le permitirá desarrollar su empatía, conocer otras vidas, conectar con mujeres de distintas edades que sufren, sueñan y aman, y sobretodo, conocerse a sí misma. En la cárcel coincidirá con su ex novia, una apasionante mujer que me ha encantado desde el principio y con la que aprenderá a convivir. Los primeros capítulos muestran con cierta rudeza a determinados personajes, pero os aseguro que poco a poco, os encantará, está llena de giros ingeniosos, de momentos entrañables, de instantes divertidos y surrealistas, de amor, de muchísimas lesbianas de todo tipo… Aquí os dejo una fotografía:

Captura de pantalla 2013-08-11 a la(s) 15.12.41

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Azul azul casi verde

  1. Qué tendrá el veranito que somos capaces de ir berreando en el coche las canciones que nunca nos hemos atrevido a cantar? jajajaja! Me reconozco en los disfrutes veraniegos que cuentas. Lástima que duren tan poco.

    Me apunto la serie para echarle un vistazo.

    A seguir disfrutando! Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s