Ganas de verano

Captura de pantalla 2014-05-31 a la(s) 18.16.21

Aprovechando unas fiestas en la ciudad, hemos ido a visitar a mis padres que viven cerca del mar. Así que traemos las mejillas y los hombros ligeramente colorados.

El jueves terminé mi jornada laboral agotada, además, la madre de una alumna, me saca un poco de quicio. Resulta que es una de esas madres que por alguna razón, no tiene demasiada vida personal, de estas que no tienen hobbies ni vicios culturales, y dedican su tiempo (con la mejor de sus intenciones, supongo) a instalarse en el colegio, a criticar al resto de los niños de mi clase y a sus madres (no soporta a los niños que son, a su juicio, menos inteligentes, o que vienen de un entorno algo desfavorecido), a opinar sobre temas que no son de su incumbencia (en plan: mi hija/o baila mejor que aquel, pon a mi hija/o en el centro y esconde a aquel niño que es más tímido o soso o torpe), a pedirme que la ayude fuera de mi horario laboral, en definitiva, a meterse siempre que puede donde no la llaman. Hasta ahora he podido manejar siempre la situación, hablando con amabilidad pero con firmeza, pero ella, cada viernes y cada día, al mediodía, cuando todo el mundo desea marcharse a casa a almorzar y descansar un poco, bajo un sol caliente, propone cualquier tema absurdo de conversación, relacionado con el colegio por supuesto (creo que por ella viviría dentro) y me entretiene, y yo, por educación, la escucho. Lo que menos tolero de ella, es su capacidad de crítica destructiva hacia otros niños, está obsesionada con que su prole sea la mejor, la primera en todo, la protagonista absoluta, y que el resto apenas brille. Yo, personalmente, si fuese mamá, jamás señalaría a los compañeros de mis hijos/as (todos los niños y niñas son estupendos/as) ni haría lo que fuese para hacerme notar.

Espero no convertirme nunca en alguien así (marujilla pesada y criticona). Yo creo que debemos darle a cada cosa su tiempo, pero sin obsesionarnos con una única cosas (sean hijos/as, o trabajo…). La vida se compone de cientos de elementos y recursos, de personas, de actividades, de responsabilidades, de ocio, de libros, de conversaciones, de películas, de canciones, de obligaciones, de amigos…

Después de mi dura crítica jajajaja (tenía que desahogarme), quería simplemente decir que ya huele a verano, las tiendas de helados tienen cola en la puerta, y por las noches, las terrazas se llenan de gente. Hoy, en la playa, me quedé suspendida en el agua, mirando al cielo, pensando que esta estación siempre fue una de mis favoritas, de esas que se llenan de recuerdos, de viajes y de fotos.

 

Anuncios

Un comentario en “Ganas de verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s