De cine: Nueva vida en Nueva York

Image

Nueva vida en Nueva York es la tercera parte de una historia divertida y entrañable que habla de Xavier y sus amigos. Aviso importante: voy a comentar algunos detalles de tres películas, no voy a destriparlas pero aún así lo aviso.

A mí, las dos películas anteriores (“Una Casa de Locos” y “Las muñecas rusas”) me gustaron bastante, aunque las ví hace años. La primera de ellas nos mostraba un grupo de amigos de Erasmus viviendo alegremente en la ciudad de Barcelona, en ella Xavier nos contaba sus aventuras, amores y desengaños, desde un punto de vista muy divertido. En la segunda entrega, “Las muñecas rusas”, seguíamos conociendo a Xavier, en una etapa de su vida diferente, la entrada definitiva a la juventud, la visión del amor, o del deseo, evolucionando lentamente, la vida agitándose en el pecho, y dos ciudades nuevas: París y Londres, desde las entrañas.

La tercera entrega es una mirada limpia, sincera y divertida de la cuidad de Nueva York, casi podemos respirarla. Xavier casi roza los 40, y decide irse a Nueva York para estar cerca de sus hijos, que ahora viven con su ex mujer y su nuevo marido súper norteamericano. Sigue teniendo los mismos amigos, las mismas inseguridades y la misma ternura. La vida no es tan sencilla como parece, partir de cero, buscar un sitio para vivir… No sé, a mí esta tercera película es la que más me ha gustado, me he reído muchísimo con determinadas escenas. Os la recomiendo totalmente, es una visión optimista y auténtica de la vida.

En las tres, hay un personaje lésbico: la mejor amiga de Xavier, que a veces roza la locura, con la líbido desatada casi en todo momento.

Anuncios

El dulce discurso de Ellen Page

Ellen Page, actriz. Conocida por películas como “Juno” o “A Roma con amor” (esta última dirigida por Woody Allen), ha salido del armario públicamente y a mí, personalmente, me parece que lo ha hecho con uno de los discursos más bonitos y profundos que he visto.

Me parecen tan necesarias las personas como ellas, valientes, naturales, encantadoras, que deciden dejar de omitir o esconder lo que son…

Me ha emocionado escucharla como cuando dice “si tomásemos 5 minutos en reconocer la belleza del otro en vez de atacarnos…”  (más o menos era así).

Maravilloso discurso.

Diversidad lésbica

Image

Fotografía de Bresson.

Me he dado cuenta de que La vida de Adele (ya hice mi pequeña reseña de esta película) está suscitando gran polémica entre el público homosexual, me sorprende que seamos nosotras mismas las que lancemos piedras contra nuestro tejado afirmando cosas como que las posturas sexuales que aparecen en la película no las practicamos nunca (¿perdona?, ¿le has preguntado a todas las lesbianas?), o que se nota que la película la protagonizan dos heteros…

A mí la cinta me pareció bellísima, dolorosamente real, y creo que pasará mucho tiempo hasta que otra película me consiga emocionar de ese modo.

Me molesta que se hayan hecho incluso vídeos en los que salen tres chicas lesbianas (totalmente estereotipadas por supuesto, no vaya a ser que muestren diversidad) diciendo que el sexo entre lesbianas nunca es así. ¿Han hecho un estudio o algo por el mundo? Las escenas eran muy explícitas y yo eché en falta un poco de dulzura, pero me parecieron buenísimas, creo que las protagonistas hicieron su trabajo de un modo muy natural y profesional, y las lesbianas (y las heterosexuales y bisexuales supongo) tenemos mil formas de hacer el amor, y quien no pueda con esas posturillas es que ha vivido poco eh…

También me molesta que algunas personas homosexuales aseguren que las dos intérpretes parecen muy heteros. Este tema no conseguiré comprenderlo nunca. Cuando supe que era lesbiana, a los 18 años más o menos, lo último que pensé era en la estética que al parecer tenemos que cumplir para ser consideradas lesbianas, yo era (y soy) muy femenina, gustaba (y gusto) al sector masculino,no he tenido problemas en mi infancia y he conocido hombres estupendos a los que admiro y quiero, si me llego a guiar por la literatura amarga de años atrás que nos situaban siempre en circunstancias trágicas, o por ciertos prejuicios, me hubiese quedado en el universo heterosexual. Yo era y soy una mujer. Y las mujeres somos tan variadas que me resulta simplista que nos reduzcan a un obsoleto estereotipo. Llevamos batallando contra dichos prejuicios muchísimos años como para atacar ahora lo que hemos logrado.

Yo creo que la historia trasciende y va más allá de lo que dicen estas tres del vídeo. Yo me emocioné muchísimo más frente a escenas contenidas de incertidumbre, o dolor. Pero creo que no es justo criticar de esa forma una obra tan buena, obviamente podemos tener opiniones distintas, pero por favor, que las críticas no sirvan para perpetuar las consideraciones homofóbas contra las que muchas mujeres luchan desde hace tiempo.

Y a las que tantas veces aseguran que las lesbianas no “follamos” así … les invito a vivir su sexualidad con mayor profundidad…

Firmado por una lesbiana que hace el amor de muchas formas, y que por lo visto tiene pinta de hetera!

La vida de Adele

Captura de pantalla 2013-11-09 a la(s) 14.06.01

Antes de nada, te aviso que estás a tiempo de no leerme, porque voy a ofrecer mi opinión basándome en numerosos detalles de la película, así que si aún no has tenido la oportunidad de verla, no me leas, hazlo después si te apetece.

Adele me ha parecido sublime. Llevaba grandes expectativas y miedo, miedo de encontrarme en Adele, y así ha sido, más o menos. Adele soy yo con 17 años. La primera hora y media, Adele se mueve, sufre, vive y se apasiona como yo a esa edad. Ahora tengo unos poquitos más y aún me quedan restos de ella, aunque soy, involuntariamente, en la actualidad, más práctica y mucho más cauta que hace unos años.

Empecé a ver la obra en silencio (bueno me mantuve contenida todo el tiempo), y me vi tan reflejada, incluso físicamente como era yo entonces, que me emocioné con algunas escenas, dándome ganas de salir corriendo. Adele comienza siendo una adolescente apasionada, vacía porque el mundo no le llena, porque siente que algo falta, nos muestran su sensibilidad, su amor por los libros, su sinceridad, segura de sí misma, con cierto aire enigmático, su carisma que atrae a los chicos de su edad y alguna que otra chica del colegio (por cierto, ese personaje me gustó). Adele siente ternura hacia los hombres, y los utiliza incorrectamente como un instrumento de compañía, como un recurso más sencillo porque no le afectan las relaciones que mantiene con ellos, porque las personas que sentimos (y me incluyo) con tanta intensidad, tendemos a sentirnos solas aunque contemos con amigos y parejas. Aquí aclaro que yo no he “vuelto” a la otra acera desde que descubrí lo que sentía hacía otras mujeres, pero he actuado en el pasado, de otras formas inadecuadas también, quizá guiada por esa sensación de soledad y vacío que en determinadas circunstancias o etapas he sentido, o por esas ganas de emocionarme, de vivir. No sé.

Adele se enamora, y el amor la vuelve vulnerable, pequeña, lentamente, sin ser consciente. Creo que la película define muy bien esa vulnerabilidad, con miradas, frases cortas, con gestos y detalles. La interpretación es admirable, el uso de primeros planos que nos muestran la belleza y la crudeza de la vida, de los celos, de la inseguridad. En ese sentido, la película me parece excelente, pues todo se transmite con los ojos y la boca, sin la necesidad de las palabras. Muestra el dolor, el amor, el sexo, el miedo, el deseo, con demasiado realismo, en ocasiones, casi me atrevería decir que el largometraje se desnuda de sentido estético, para ofrecernos la vida en carne y hueso.

El amor se transforma, deja de brillar del mismo modo, para mí cambia cuando Adele, tras una fiesta en la casa que comparten años después de conocerse, se abraza por la noche a Emma, y mantienen una conversación en la que se deja entrever que la admiración de Emma ha descendido, y que Adele se le antoja muy joven y algo menos interesante que sus amigos/as intelectuales. No sé, creo que ese momento es clave, porque en muchísimas relaciones ese instante se vive lo queramos admitir o no, dejan de admirarnos y dejamos de idealizar, de pronto aquello que nos resultaba tierno o atractivo, se vuelve común, y se genera un ambiente hostil y silencioso, crece la inseguridad y el reproche debajo de la piel, y lo dejamos ahí, como dormido.

Me encantó el uso de primeros planos. Bocas, piernas, ojos, cabello, manos… Me fascinó el modo en el que muestran la desesperación (mocos,saliva, lágrimas). Me encogí de dolor cuando discuten, cuando se hieren, cuando dejan de resultar atractivas, porque la aflicción y la traición afean.

No me gustaron nada las escenas de sexo, porque aunque si que practico algunas de esas posturas (he leído por ahí que las lesbianas no hacen el amor así, pues yo lo hago de muchas formas), las imágenes están carentes de sensualidad, de elegancia o ternura, son bruscas, poco favorecedoras, yo creo que precisamente eso contradice el misticismo del deseo femenino, el famoso orgasmo femenino del que hablan, intenso, apasionado, espiritual, profundo y complejo que solo nosotras sentimos, ese que describen algunos personajes en la película pero que luego no se muestra en las escenas de sexo. Hubiese agradecido más sentido de la estética en esos instantes, para embellecerlos, no sé, casi me resultaron degradantes, y NO porque sean explícitos, sino porque Emma y Adele son mujeres sensibles, y en cuando se acuestan, pierden la delicadeza. En mi opinión, la pasión no tiene por qué ir unida a la brusquedad o la crudeza.

Por otra parte, me sentí muy identificada con Adele no solo en su adolescencia, sino en su papel como maestra. No es ñoña, ni mojigata, ni está todo el día haciendo el payaso, simplemente le gusta enseñar, relacionarse con los niños/as, bailar con ellos/as, yo soy muy así, muy Adele. Me reconocí en la escena en la que llora en el aula, cuando los niños se han ido. Ese momento en el que has aguantado las lágrimas y de repente se quiebran las murallas, y estallas. La soledad que vive rodeada de niños felices, la mirada perdida e interrogante…

El dolor de Adele, el no reconocerse a sí misma cuando se siente desesperada, el no saber cómo ir hacia atrás para reencontrarse, llorar en la calle sin poder remediarlo, el no saber medir el amor, la forma en la que se desborda, el modo en el que se desdice. La escena en la que dice: yo no miento. Yo no lloro.

Me encantó. Fue a veces como mirarse en el espejo. A veces. Adele es yo en algunos momentos a saltos en mi vida. Pero no todo el tiempo.

Hubiese quitado algunas cosas de la película, como que busque compañía con un chico (recurso que rara vez usamos, aquí noté que la película está dirigida por un hombre heterosexual), o que nos perdamos la reacción de los padres de Adele, o que no se sepa más de su amigo gay. Quitaría la frialdad de Emma cuando se vuelven a ver tomando un café. Hubiese dejado el metraje en dos horas, porque tres se hacen un poco largas.

Quitaría la discoteca de chicas que sale, pues está llena de tópicos (casi todas poquísimo atractivas y deseosas de comerse a besos entre ellas o con ganas de cazar a Adele, no sé, proyecta una imagen de las lesbianas en esas escenas, que se me antoja obsoleta y fea). Las hubiese hecho coincidir en un lugar más interesante, y a las lesbianas las hubiese mostrado más variadas, coño! que no todas vamos vestidas como hombres, sin pintar ni estamos desesperadas por convertir a una menor heterosexual. No sé. No me vi identificada para nada con ese “ambiente” que muestra en el pub. Esa era la imagen se ofrecía en películas de hace 20 años.

Lo que sí sé, es que la fotografía, el ritmo, la banda sonora y la interpretación de las actrices, la convierten en una obra maestra, que merece ser vista, analizada y digerida.

Antes del anochecer

Captura de pantalla 2013-07-04 a la(s) 14.01.13

 

Ayer fuimos al cine a ver “Antes del anochecer”, la tercera entrega de una hermosa trilogía.

Cine independiente. Amor contemporáneo. Complejidad emocional. Conversaciones aparentemente triviales, que se convierten en declaraciones, confesiones. Profundidad. Exquisitos paisajes de verano en un pueblecito griego. Dos personas que se conocen bien. La pasión por escribir. La pasión sensitiva que evoluciona con el tiempo. Una crisis fugaz, pasajera, necesaria.

Me gustó el hecho de que cuenta una historia preciosa (desde su primer encuentro en Antes del Amanecer) que se aleja del convencionalismo norteamericano, no se trata de dos marionetas perfectas como suelen ser los protagonistas de las comedias románticas, ellos parecen reales, imperfectos, divertidos.

Me gustó la luz, la fotografía.

Me gustó.

De series

A mi novia y a mí nos gusta ver algunas series antes de ir a dormir. Casi siempre las vemos en el portátil, en la cama. Ver algo agradable a esas horas me permite relajarme después de hacer muchas cosas en el día.

Os dejo algunas series de las que vemos (anteriormente ya os hablé de Bomb Girls que es buenísima y muy recomendable):

-The Fosters: serie norteamericana sobre una familia homoparental, la parte positiva es que es una comedia amable y entretenida que normaliza el hecho de que dos mujeres formen una familia, la parte negativa desde mi punto de vista es que es “demasiado” light  y contiene algunos tópicos norteamericanos.

Captura de pantalla 2013-06-27 a la(s) 21.04.23

-The New Normal: serie más cortita, sobre una pareja de dos chicos que quieren ser papás. Divertida, rápida…

Captura de pantalla 2013-06-27 a la(s) 21.09.36

-Lost Girl: esta supongo que la conocéis la mayoría de vosotras. No considero que sea una serie de “gama alta” , pero a mí me engancha muchísimo. Mujer bisexual con súper poderes, tiene personajes muy entrañables.

Captura de pantalla 2013-06-27 a la(s) 21.12.13

 

-Orphan Black: de esta solo hemos visto el primer capítulo, pero tiene una excelente crítica y puntuación. Trata de una joven que ve cómo otra chica idéntica a ella se suicida, y decide adquirir su bolso y con ello su vida (pareja, casa, trabajo). Parece muy interesante.

Captura de pantalla 2013-06-27 a la(s) 21.13.18

 

 

-Llama a la comadrona: hemos visto algunos capítulos de esta serie y es muy bonita. Una joven comadrona que comienza a trabajar como comadrona en una zona deprimida de Londres en plenos años 50.

Captura de pantalla 2013-06-27 a la(s) 22.03.03

 

-Shameless (VERSIÓN AMERICANA, la británica no me gustó): excelente serie, buenísima, he visto la versión norteamericana porque por extraño que parezca, la británica me desagradó). Una familia atípica, un padre alcohólico, irresponsable y egocéntrico, seis niños que sobreviven, que se protegen, se cuidan y sobreviven en una zona marginal, una maravillosa hermana mayor que permite que sus hermanos sean felices, vocabulario mordaz, palabrotas, sexo sin tapujos, la vida misma en movimiento… Me he visto las 3 temporadas, y es dura, con toques muy cómicos y entrañables pero dura. Tiene una crítica increíble, es estupenda.

Captura de pantalla 2013-06-27 a la(s) 22.05.01

 

Por ahora os dejo con estas… Si tenéis alguna buena recomendación…